A limpiar la plancha

A limpiar la plancha

Planchar es una actividad que puede desprender dicotómicas sensaciones. Para algunos la tarea de planchado, es para odiar, es un verdadero castigo. Es más, le tienen tanta apatía que sólo planchan cuando es de gran necesidad. Pero sin embargo, existen personas, para las que planchar es una terapia, y mientras escuchan música, se entretienen y piensan… vaya a saber en qué. planchaLo que sí sucede, nos guste o no, es que la plancha se ensucia. Hasta comienza a pegarse o a manchar la ropa. Y necesita cada tanto, manutención. Tanto por el estado en el que pueda quedar la ropa, como por la vida útil de la plancha. Los materiales que necesitamos son:

  • Sal gruesa.
  • Papel de diario.
  • Paño limpio.

Procedimiento paso por paso:

  1. Cubrir la mesa con dos capas de papel de diario.
  2. Espolvorear la sal sobre el papel formando una capa uniforme.
  3. Entibiar la plancha y desenchufarla. Pasarla por encima de la sal varias veces, hasta que las manchas desaparezcan u observemos que está en condiciones.
  4. Limpiar la superficie de la plancha con un paño limpio.

Si la plancha es a vapor, se debe tener cuidado de que la sal no tapone los orificios. Así que una vez terminada la limpieza, repasar los orificios. Enchufar la plancha y hacer salir abundante vapor. ¡Exitos con la limpieza!

Share Button

Deja un comentario