Eindhoven, la otra ciudad luz

1-platillo-volador-de-eindhoven

Eindhoven, la otra ciudad luz

Cuando uno le menciona la ciudad de la luz inmediatamente la asocia a la siempre bella París pero lo cierto es que podemos hablar de otra ciudad luz europea cuando nos referimos a Eindhoven. En efecto, esta ciudad de Holanda es llamada así por haber sido construida en torno a una famosa industria de lámparas y bombillas.

Eindhoven, lugar donde podréis llegar mediante buenas ofertas de vuelos, es un centro empresarial de gran actividad que se hace ideal para un viaje corto de fin de semana en el que podemos recorrer la ciudad a pie mientras departimos con la gran cantidad de gente y disfrutamos de un buen momento de compras o de una buena merienda en uno de sus restaurantes. Si queremos alejarnos un tanto del epicentro de la ciudad podemos rentar una bicicleta y conocer los alrededores de Eindhoven.

Si queremos introducirnos en la cultura debemos ir al Van Abbemuseum que posee una de las diez colecciones de arte moderno más finas del mundo. Si somos apasionados del deporte debemos ir a conocer el estadio de Eindhoven donde el PSV, el equipo de la ciudad, hace las veces de local. Hay visitas guiadas hasta este hermoso estadio que además de un buen partido de fútbol nos abre las puertas de sus galerías mostrando sus tesoros.

Luego hay que ir al centro de conferencias que se encuentra ubicado dentro de la forma arquitectónica de un platillo volador. La ciudad está comunicada vía terrestre con otras partes de Europa y podemos sentir el llamado de Alemania o Bélgica. Sin embargo debemos continuar el recorrido por Eindhoven para admirar sus magníficos diseños arquitectónicos como el Evolution Science Museum y su platillo volador, o la famosa Torre Vestida que es el conjunto habitacional más bello del país.

Los parques también están presentes en Eindhoven y allí encontramos muchas actividades por hacer además de ferias y exposiciones que fomentan el arte y la cultura. En Eindhoven también hay que conocer la primera fábrica de lámparas incandescentes Philips que data de 1891 y nos hace un recorrido guiado por sus instalaciones. Luego hay que ir a la Kunstlicht in de Kunst que es una exposición de pinturas y esculturas con la temática de la luz artificial. Finalmente podemos terminar yendo al Palacio de la Música.

Share Button

Deja un comentario