Ahorra en el taller

MecanicoSi tu nómina baja, al año, entre… 248€ y 606€. To the above tips, you must add…

AHORRA DESDE 90 € / ANO

Ahorra en el taller
Antes de pasar la revisión a tu coche o de repararlo, pide presupuesto en tres o cuatro talleres, aunque sea algo tan simple como el aceite o unas pastillas de freno. El precio de la mano de obra y el de las piezas puede variar notablemente, incluso, entre talleres oficiales -de media, entre 35 y 70 € en marcas generalistas, según la provincia-.

Pon el seguro, a nombre de tu mujer
La mayoría de las compañías ofrecen a las mujeres seguros más baratos que los de los hombres -dependiendo del vehículo a asegurar y de la póliza elegida-. Por ej., en Fénix Directo y para un Renault Mégane 1.5 110 CV Dynamique, un hombre pagará 451 € por una póliza a terceros ampliado… y una mujer, 401 €. Eso sí, esta diferencia de precio sólo estará permitida hasta el 31 de diciembre de 2012, según una normativa de la UE.

‘Finge’ que te quieres cambiar de compañía
Cuando se acerque la hora de renovar tu póliza, pide presupuesto en otra aseguradora y, si te dan uno más bajo que el que ya tienes, solicita darte de baja en tu actual compañía -siempre con un preaviso de dos meses; sino, no te podrás cambiar- alegando que hay otra te ofrece mejor precio. En estos, los comerciales de las compañías están autorizados -para no perder ningún cliente- a igualar o, incluso, superar tu mejor oferta. Ahorrarás hasta un 30%.

Compara precios entre aseguradoras
Según estudios del RACC, para un mismo tipo de póliza, vehículo y conductor, se pueden encontrar diferencias de precios de más de 1.000 € en pólizas a todo riesgo y hasta 300 € si es a terceros. Según el comparador de precios de seguro Arpem, las compañías más baratas para un todo riesgo, sin franquicia, son Balumba, Direct, Pelayo, Internauto, Génesis, Reale y Mutua Madrileña, mientras que para un todo riesgo -con cobertura de lunas, incendio y robo- son Génesis, Balumba, Direct, Click Seguros, Verti…

Ajusta el seguro al valor real -y a la edad- de tu coche

  • Si es nuevo o tiene menos de seis años: Contrata un todo riesgo, preferiblemente sin franquicia… porque, en caso de siniestro, te pagarán el valor total del coche durante los dos primeros años.
  • Si tiene más de seis años: Contrata un a terceros ampliado -con coberturas de incendio, robo y lunas-. El todo riesgo no te compensa porque, si sufres un accidente, sólo te pagarán el valor de mercado de tu coche -con esa edad, vale un 40% menos que cuando era nuevo-… pero, ojo, esta póliza no te cubrirá el arreglo de los desperfectos… si te das un golpe y tienes tú la culpa.
  • Si tiene más de ocho años: Pásate a un a terceros con lunas.
  • Si tiene más de 12 años: Contrata un a terceros básico, pero ten en cuenta que la cobertura de lunas cuesta muy poco -40 €/año- y, además, gracias a ella, si tu coche se destruye en un atentado, inundación… un organismo estatal -el Consorcio de seguros- te pagará su precio de mercado. Recuerda que, en caso de un golpe donde tú seas culpable, no te cubrirán los daños propios.

Practica una conducción eficiente

Según los expertos, puedes ahorrar hasta 500 euros anuales. ¿Cuáles son los mejores trucos?

  • ARRANCA CON SUAVIDAD Y SIN DAR ACELERONES En los gasolina, no es necesario esperar para que el motor se caliente; en los diesel, espera apenas unos segundos antes de iniciar la marcha para que el aceite lubrique perfectamente el motor. Por otro lado, cuando llegues a tu destino, evita la vieja costumbre de dar un acelerón antes de quitar el contacto: es malo para el moto y para el consumo.
  • LA PRIMERA MARCHA, SÓLO AL ARRANCAR Cambia a segunda velocidad a los dos segundos -o a los pocos metros- aprox. de iniciar la marcha. Reducirás hasta un 10% el consumo -es decir, en un depósito de 55 l, puedes ahorrar hasta 5,5 l-.
  • EVITA DAR VOLANTAZOS Los cambios bruscos de trayectoria aumentan el rozamiento lateral de las ruedas y, por tanto, el consumo de combustible. Además, el neumático verá reducida su vida útil, con lo que tendrás que sustituirlos antes. Cuatro ruedas 185/60 R15 de Michelin, Continental, Dunlop… rondan, de media, los 360 €.
  • Cuándo cambiar Según las revoluciones: en los gasolina es óptimo circular con el motor girando entre las 2.500 y 3.500 rpm; en los turbodiesel, entre las 2.000 y 2.800 rpm. Según la marcha: inserta la segunda a los dos segundos de comenzar a circular, la tercera a partir de los 40 km/h, la cuarta desde unos 60 km/h, la quinta por encima de unos 80 km/h. Acelera con suavidad tras realizar el cambio.
  • VELOCIDAD CONSTANTE Por encima de los 100 km/h, intenta mantener una velocidad constante, evitando acelerar con fuerza para, después, dejar de acelerar o, incluso, frenar.
  • MARCHAS LARGAS Intenta circular el mayor tiempo posible en marchas largas, por ejemplo, en autopistas. Esto reduce el régimen de giro del motor y, con ello, el consumo. Sin embargo, esta técnica puede resultar muy peligrosa, por ej., si estás bajando un puerto de montaña. En estos casos es preferible que emplees siempre marchas cortas pues, de lo contrario, es más fácil que la propia inercia del vehículo te haga perder el control del mismo.
  • EVITA EL PUNTO MUERTO No circules nunca cuesta abajo con el cambio en punto muerto: en contra de la creencia popular, así el coche gasta aprox. 0,5 l/hora de carburante. Sin embargo, si ruedas con cualquier marcha insertada y sin acelerar, las propias ruedas harán girar el motor, por lo que no necesitará gasolina para mantenerse en funcionamiento.
  • OJO A LOS TRAYECTOS CORTOS Utilizar el coche para ir a por el pan o el periódico es ‘ruinoso’ en cuanto a consumo de carburante -en recorridos inferiores a los 10 km, tu vehículo puede alcanzar los 20 litros/100 km, más del doble que en carretera-. Con el motor en frío este gasto se incrementa un 50%.
  • SI ESTÁS EN UN ATASCO… Parar y arrancar el motor en los atascos sólo es rentable cuando la detención supera los cuatro minutos. Si no, sólo te compensará si tu coche tiene Stop&Start -sistema que detiene y arranca automáticamente el motor, por ejemplo, en los semáforos en rojo; este dispositivo, que ofrecen de serie BMW, Mini, Fiat… reduce el consumo en ciudad hasta un 10%-.
  • RESPETAL LA DISTANCIA DE SEGURIDAD o lo que es lo mismo, mantén siempre un campo de visión que te permita divisar lo que sucede delante del coche que tienes delante tuyo. Así, evitarás frenazos en seco y, después, tener que acelerar para recuperar velocidad; de esta forma reducirás el desgaste de frenos, embrague y motor.

 

AHORRA HASTA 500€ AÑO

Share Button

Leave a Reply