Hoteles de París: una selección de los mejores

hoteles-de-paris-caronHoteles de París: una selección de los mejores

Conocida como una de las ciudades más románticas del mundo, todo enamorado quiere ir allí. Ni hablar de los amantes de la moda, es a París donde deben ir para conocer las nuevas tendencias. Y para los viajeros es la ciudad de la luz que hay que conocer antes de morir. En ella abundan las propuestas, y sus hoteles no se quedan atrás. Lujosos, artísticos, históricos, de todo y para todos, destacan a la ciudad como un lugar sofisticado, elegante, moderno y clásico. En noviembre de 2007 el diario The Guardian hizo una selección de los mejores diez hoteles de París, no en cuanto a lujo, sino en cuanto a mejor ubicación, mejor relación calidad-precio y “encanto”. Entre ellos, de los que mostramos seis, se encuentra el Everland Hotel (foto), que se caracteriza por su imagen artística. Tiene vistas al Sena y a la Torre Eiffel, y su precio ronda entre los 300 euros. Se encuentra en la azotea del Palais de Tokyo -un espacio dedicado al arte contemporáneo- y fue diseñado por Sabina Lang y Daniel Baumann, quienes se basaron en el arte pop. Se trata de un hotel nómada, que tiene una única habitación disponible, de 32 m2, con baño, dormitorio y sala de estar, que incluye todos los mismos servicios que cualquier hotel; sobresale por su exclusividad, por lo que la reserva se hace sólo para una noche.

Le sigue el Hotel Caron de Beaumarchais, situado en el barrio Marais (uno de los mejores en cuanto a boutiques de moda), que posee un encanto antiguo, por lo que es ideal para quienes aman la cultura y la historia. Este hotel está hecho en honor al escritor del mismo nombre, quien escribió “Las Bodas de Fígaro”. Posee un toque familiar, con una decoración de época, donde destacan un piano de cola, sofás muy cómodos y una apaciguada atmósfera. Sus habitaciones, que no son grandes y poseen amplias camas, tienen techos de viga de madera, armarios franceses, baños de baldosa artesanal, chimeneas y pequeños balcones. Este hotel fue renovado y se le sumaron detalles actuales, como el aire acondicionado, acceso a internet y monitores de pantalla plana en las habitaciones, etc. Su precio está desde 125€ la noche.

Continuamos con el Hotel Mayet, el cual tiene un estilo hogareño, resultando ideal para las familias. Ubicado muy cerca del Boulevard Montparnasse, está a mano de los lugares más emblemáticos de París. Este hotel contemporáneo tiene, por ejemplo, el vestíbulo decorado con graffitis -obra de un artista parisino-, habitaciones de tamaño mediano, con líneas sencillas y coloridas. Su precio ronda entre los 120€ y los 140€.

Otros destacados hoteles son Le Daniel, de estilo boutique, que se encuentra en una calle tranquila detrás de los Campos Elíseos. Sus habitaciones son pequeñas y tiene una decoración boudoir. Su precio va desde los 370€; el Hotel Arvor Saint Georges, que se encuentra entre Montmatre y Pigalle. Se destaca por la mezcla de minimalismo y una llamativa decoración, es más ecnonómico que el anterior, cuesta desde 150€.

hotels-de-paris-beaumarchaisY el Hôtel Beaumarchais, el cual es sencillo, asequible (desde 110€ por habitación doble), de estilo joven. Se halla en el centro de París, a pasos del Marais, entre República y Bastilla. De estilo moderno, destaca por su colorido, aunque su fachada en color gris, muy simple, diste bastante de esta imagen. Tiene una decoración contemporánea, en la que sobresale un patio florecido donde los desayunos son un sueño. Sus habitaciones, también de tendencia joven y alegre, son luminosas y muy coloridas.

Ahora se vienen los hoteles más lujosos de la ciudad parisina. Entre ellos podemos citar al Hotel Hospes Lancaster, de cinco estrellas, una de las “joyas” de la ciudad, que se encuentra muy cerca de los Campos Eliseos, y destaca por su lujo y la paz reinante. Instalado en un antiguo palacete del sigo XIX, dispone de 46 habitaciones y 11 suites distribuidas en ocho plantas. Posee muebles de estilo, obras maestras, antigüedades; y la mayoría de sus cuartos de baño están construidos con mármol gris y madera de Iroko, y conservan su estilo art-díco original.

Esta mansión de 1889 fue convertida en hotel por Emile Wolf en la década del treinta, y en 1996 tuvo un proceso de restauración, de la mano de Grace Leo-Andrieu, y es así que conserva su elegancia de antaño. Destacan en la decoración piezas de anticuario de Wolf que han sido conservadas, su colección de relojes de pared, aunque también los cuadros de Boris Pastoukoff -un artista de los años treinta que pagaba su estancia en el hotel con sus obras-. Uno de los espacios más encantadores es su jardín, que tiene lirios amarillos y azules, de estilo japonés, en el cual se puede disfrutar de un descanso al aire libre en pleno centro de París, pero alejado del tráfico y de la gente. Una de las preferencias del hotel es proteger la privacidad del visitante, tan es así que contó con la presencia de celebridades, como Marlene Dietrich hasta Grace Nelly o Noel Coward. Una noche cuesta alrededor de los 500 euros.

Están también estos hoteles de cuatro estrellas: el Park Hyatt Paris-vendome, que se encuentra en el centro de la capital francesa, en el señorial barrio de la Ópera, que fue construido en 2002. Tiene dos restaurantes y cerca de 180 habitaciones (de tratamiento tecnológico), de cuyos cuartos de baño, destacados por la sofisticación, están hechos en caoba, piedra beis francesa y bronce. En este hotel, de altísimo techos, el visitante se puede alojar tanto por placer como por negocios. El Hotel Ritz París, también localizado en el centro de París, fue construido en 1898. Tiene dos restaurantes y 162 habitaciones.

El Hotel Le Meurice es un legendario hotel de lujo en el corazón de París, que durante siglos recibió a reyes, artistas y muchas otras personalidades. En este palacio se mezcla la historia con las últimas tendencias. Repartido en siete plantas, el hotel posee 121 habitaciones, 23 suites y 16 suites Junior. El Hotel De Crillon es elegante y exclusivo, y tiene una arquitectura del siglo XVIII. Tiene seis plantas en las que se reparten un total de 160 habitaciones, de las cuales 51 son elegantes suites.

Otros destacados son el Therese y el Kube. El primero se encuentra a orillas derecha del Sena, cerca de El Louvre y La Ópera. Se trata de un edificio del siglo XVII, que hoteles-de-paris-kuberestaurado ha fusionado lo antiguo y lo moderno. Este hotel boutique, pequeño y económico, dispone de 43 habitaciones, tranquilas y muy confortables.

El Kube, por su parte, destaca por su imagen futurista. Su recepción tiene forma de cubo de cristal y sus habitaciones, a las que se ingresan con identificación digital, poseen camas de luces fluorescentes. Además, están diseñadas con gusto, con colores que van del crema al blanco, con algunas pinceladas de otros tonos coloridos; los cuartos de baño están separados de las habitaciones por paredes de cristal (con forma de cubo). El salón del vestíbulo es un lugar oscuro y tiene unos sofás de piel a rayas hoteles-de-paris-kube-1con muñecos de peluche. En la entreplanta hay varias sillas burbuja transparentes, las cuales cercan el Ice Bar -una especie de cámara frigorífica- de diseño escandinavo, donde, a casi cero grados de temperatura, los huéspedes beben vodka frío por un tiempo de media hora, ya que el metabolismo no permite más. Se encuentra en una esquina poco transitada, y está destinado a los amantes de las últimas tendencias en diseño. Para quien no desea hacer turismo este hotel es en sí mismo un lugar de interés. Establecido en un edificio histórico del siglo XIX, en él reina la vanguardia.

Share Button

Deja un comentario