La cultura moderna de Valencia visitando el IVAM

ivam-frente

La cultura moderna de Valencia visitando el IVAM

Entre centenares de actividades que encontramos para realizar en Valencia os recomendaré una ideal para aquellos amantes del arte que estáis esparcidos no sólo por todo el país, sino en el mundo. Se trata del IVAM, el Instituto Valenciano de Arte Moderno, el más importante de la ciudad y uno de los dedicados al arte moderno más importantes de España.

Su misión es la investigación y al mismo tiempo la difusión del arte contemporáneo desde el siglo XX, tarea que lleva a cabo gracias a su notable colección permanente como así con sus exposiciones temporales, además de contar con un agenda cultural muy nutrida que abarca desde conferencias y edición de publicaciones, hasta gran cantidad de cursos y talleres.

Todos los estilos tienen un lugar en este gran museo, desde la pintura y escultura por cuestiones de lógica, hasta la fotografía, el fotomontaje, el diseño gráfico, las instalaciones y todos los movimientos que han surgido principalmente posteriores a la década de 1980 con la incorporación de las tecnologías al trabajo de los artistas.

El IVAM fue inaugurado en el año 1989 y desde ese entonces ha crecido en importancia. Su colección abarca más de 10.000 obras que cubren todas las tendencias artísticas del siglo XX, además de poseer más de 2.500 obras de los más grandes fotógrafos de todos los tiempos las que son muy bien presentadas en un espacio dedicado exclusivamente para esta rama del arte.

Ya en el año 1991 queda inaugurado completamente el museo al habilitarse la Sala de la Muralla, que se ubica en los sótanos del edificio, denominándose de esa forma al poder encontrar allí los restos de la antigua muralla de la ciudad, de carácter medieval. Sin dudas este es uno de los máximos atractivos del IVAM y uno de los motivos de visita más frecuentes.

Entre las salas en las que se divide el museo, la Sala Julio González es quizás la más importante. En torno a este artista es que se ha creado el mismo IVAM. Aquí encontramos la colección más importante de este afamado escultor catalán (1876 – 1942) que consta no sólo de las esculturas mencionadas, sino también de varios dibujos suyos como así de pinturas.

La obra de este artista es la que inspira la creación del IVAM al ser quien en definitiva desarrolla la escultura contemporánea fundiendo en el mismo lenguaje la tradición y la modernidad, los dos principios básicos de las colecciones del museo. De este artista es que se parte para su dedicación al arte del siglo XX, al funcionar como una síntesis entre las vanguardias y dar paso al abstractismo como al Pop Art de Europa y América, siendo éstos los campos principales a los que el IVAM les dedica sus investigaciones.

Pero además de la obra de González, el IVAM ofrece la más importante colección de obras de Ignacio Pinazo (1849 – 1916), un artista moderno que desde su sensibilidad aborda su entorno, encontrando como temáticas de sus obras desde el paisajismo hasta los desnudos, pasando obviamente por los retratos.

La fotografía es otro de los espacios fundamentales de este museo encontrando una sala acondicionada especialmente para este estilo artístico y donde podemos encontrar una revisión histórica de la fotografía en general como en pocas partes del mundo existe. Desde Robert Frank y Gabriel Cualladó que la fotografía comenzó a verse de otra manera, y ese modo diferente es el que se adapta a lo que el IVAM desea expresar y por ello son los máximos exponentes de este museo.

Pero el IVAM además nos ofrece más de 500 obras de uno de los artistas de mayor renombre en la actualidad, Miquel Navarro (1946), quién realizó la donación de gran cantidad de sus obras a este museo debido a una gran exposición realizada aquí en el año 2005.

En esta colección se repasa toda la carrera del artista incluyendo los estilos que el mismo practicó desde sus primeros momentos, tanto en pintura como escultura. Quizás sea en este último campo donde más se ha destacado al encontrar las mismas en espacios públicos y museos de varias ciudades del mundo, desde Madrid, Valencia o Bilbao, hasta la misma Bruselas.

En la actualidad y hasta mediados de enero se lleva a cabo una exposición denominada “La figuración narrativa. París 1960 – 1972”, una exposición donde se presenta el origen de la Nueva Figuración, aquella que practicaron muchos de los más grandes pintores de toda Europa y que se alejaba del buen gusto y la mesura características de la época.

En realidad plasman en sus obras lo que acontecía en su tiempo de una forma franca y directa, evitando los cánones a los que se estaba acostumbrado. La sociedad de consumo es uno de los motivos de este surgimiento pictórico como así diversos sucesos del día a día social, como puede ser la imperdible representación de la muerte de Marcel Duchamp, que no es otra cosa que un cuadro acribillado a balazos.

Sin dudas entre las obras que podemos encontrar aquí debemos hacer una parada con el fin de apreciar la muralla de su sótano, una verdadera reliquia en toda la comunidad de Valencia y que el IVAM ha restaurado y abierto a la sociedad de la mejor manera con el fin que podamos disfrutarla de la mejor manera posible y preservándola de gran forma.

Recorrer el IVAM es una de las actividades obligatorias en nuestra visita a Valencia ya que constituye uno de los museos más importantes de todo el país y en este museo queda de manifiesto que esta ciudad es bien llamada de “cultura”. Lo que nos ofrece el IVAM no es común en todos lados y es una gran oportunidad de acercarnos un poco más al arte contemporáneo, un arte que comprenderemos muy fácilmente al convivir en la misma época que la inmensa mayoría de los artistas que aquí están representados.

Share Button

Deja un comentario