Ojén, localidad de las montañas en la Costa del Sol

ojenOjén, localidad de las montañas en la Costa del Sol

También ubicado en la Costa del Sol, aunque no se encuentre bañado por el mar, sino que está a ocho kilómetros de Marbella, encontramos la localidad de Ojén, una de las más hermosas localidades de Málaga y en lo personal, una de las más hermosas que he podido conocer.

Es que decir Costa del Sol, comprende otros lugares y no solamente el mar, y por ello es que Ojén se encuentra en la misma, pese a ser un típico pueblo de las montañas. ¿Te ayudamos a buscar un hotel en Costa del Sol? Y es justamente eso lo que hace de este fantástico sitio, un lugar sencillamente especial, donde el contacto con la naturaleza, el clima templado y el aire de las montañas, confabulan para que nosotros pasemos una estadía por demás confortable.

Es que es un lugar donde domina la paz y la tranquilidad, y no es para menos. El paisaje que se forma en el entorno hace de este lugar un destino muy hermoso al que suelen acudir algunos turistas que se alojan en Marbella y que se enteran de la existencia de este paradisíaco pueblo montañés.

Es que en definitiva, no es un sitio que atraiga por la diversión pese a tenerla, ni por el mar, y por eso pasa desapercibida ante localidades estrictamente dedicadas a su turismo costero. Pero muchos procuramos contacto con la naturaleza y por eso es que mencionamos esta localidad de Ojén hoy, para que todos los gustos se puedan sentir, de una manera u otra, reflejados en la Costa del Sol.

Quizás muchos no deseen alojarse en esta localidad ya que buscan un poco más de costa que otra cosa, pero igualmente es una buena posibilidad para al menos realizar una escapada hasta esta localidad, que repetimos, se encuentra a tan solo 8 kilómetros al noroeste de Marbella.

Una vez llegados al núcleo urbano de la localidad quedaremos asombrados con el paisaje, lo cual es completamente lógico si tenemos en cuenta que priman aquí dos cosas, por un lado, las sierras que envuelven el pueblo, y pro el otro, que el mismo se aloja al borde de un hermoso lago muy apacible, donde se destaca la pureza de su agua.

Pero la hermosura del lugar ya la podremos apreciar desde mucho antes de llegar a la misma localidad, ya que desde la ruta podemos comenzar a ver los hermosos bosques que rodean Ojén, y donde encontramos en ellos abundante fauna y flora autóctonas del lugar, pero sobre todo, de una belleza visual que atrapa a cualquiera que este pasando por ese lugar.

Sólo con mencionar la Cabra Hispánica debería comprenderse qué es lo que quiero decir con esto. El animal mencionado habita prácticamente solo en este lugar y es una especie en peligro de extinción. Y aunque comprendo que para muchos puede ser demasiado hermosa, debemos recordar esto principalmente para no meternos en problemas, pero sobre todo, para respetar el espacio del animal.

Otro de los animales que despierta pasiones es el águila Real, también común en estos bosques, al igual que una enormidad de mamíferos pequeños, insectos y pájaros. Por las noches es muy común sentir el ruido de un búho, y no es de extrañarse, es el siempre lindo Búho Real, una de las especies más hermosas en cuanto a aves que pude apreciar, al menos en esta clase de animales nocturnos.

Bosque en medio de las sierras

Si nos dirigimos las zonas aledañas del río Almadán encontraremos una gran cantidad de tortugas y sapos, pero en este lugar, como por ejemplo en el famoso Charco de las Viñas debemos tener especial cuidado con las serpientes, principalmente con las culebras que son habitúes de estos lugares, por lo que les aconsejo especial atención en el camino y más que nada, tengan cuidado donde meten sus manos…

Pero cambiemos del mundo animal al vegetal, ya que el colorido y variedad de plantas y flores que encontramos en este bosque es formidable. Primero, debemos decir que el mismo bosque se compone por magníficos ejemplares de pinos, pitas, alcornoques y quejigos entre otros, formando así un paisaje realmente espectacular.

Son muy comunes además las plantas que se emplean con fines medicinales, como ser Salvia, Romero o Manzanilla entre una cantidad innumerable de especies más que cumplen estos fines, pero también encontraremos otras especies vegetales que le otorgan colorido y alegría al verde bosque, como ser las especies de Orquídeas Olorosa y Ovejera, siendo dos de las más representativas del lugar.

Por estos motivos es que no vendría nada mal realizar una escapada hacia Ojén, integrante también de la Costa del Sol andaluza, y un lugar donde podremos cambiar de aire y renovar las energías con simplemente respirar el aire de las montañas.

Un destino que merece la pena ser conocido por todos y al mismo tiempo variar un poco saliendo al menos un momento de los límites de la playa, y poder practicar aquí un poco de eco-turismo. Si bien no se lleva a cabo a forma turística, nosotros mismos podemos realizarlo, simplemente recorriendo las sierras a pie o adentrándonos en su hermoso bosque.

Pero recuerden dos cosas, primero no meterse con los animales y respetar su espacio, y segundo, deben tener cuidado donde pisan y donde meterán sus manos. Intenten evitar huecos en el césped, ya que no serían felices vacaciones si debemos concurrir de emergencia a ver un médico a causa de una mordedura de culebra. La idea, es descansar y renovar el aire, no pasar por un mal momento totalmente innecesario.

Finalmente les recomendaré hablar con algún habitante para que les cuente un poco la historia de la localidad que es realmente asombrosa. Este fue uno de los últimos lugares donde gobernaron los mudéjares hasta que los Reyes Católicos pudieron tomar por fin el Reino de Granada, y así concluir la Reconquista, y por este motivo es que la ciudad tiene muchas cosas para contarnos.

Share Button

Deja un comentario