Prevención del cáncer de mama: diagnóstico precoz

024_screeningPrevención del cáncer de mama: diagnóstico precoz

El cáncer de pecho es de los pocos cánceres que se pueden detectar de forma precoz y tratar antes de que se desarrollen de forma avanzada.

La técnica utilizada para detectar el cáncer de mama es la mamografía, que consiste en una radiografía de las mamas capaz de detectar lesiones en estadios muy incipientes de la enfermedad.

Lo más interesante de este método indoloro es que la mamografía permite detectar lesiones en la mama hasta dos años antes de que sean palpables y cuando aún no han invadido en profundidad ni se han diseminado a los ganglios ni a otros órganos.

Así es posible detectar los tumores en etapas precoces y así se pueden aplicar tratamientos menos agresivos, que dejan menos secuelas físicas y psicológicas en la mujer. Otra ventaja de la mamografía es que la dosis de radiación empleada es mínima, por lo que es inofensiva.

La exploración de los pechos también se utiliza para detectar cáncer de mama, pero este método no permite diagnosticar tumores pequeños, que sí serían diagnosticados con una mamografía. Se estima que la mamografía permite detectar el 90% de los tumores y el examen físico (exploración) sólo un 50%.

Share Button

Deja un comentario