Cusco, capital histórica peruana

cusco2Cusco, capital histórica peruana

Cusco en lengua Inca quiere decir “Ombligo del mundo.” Es actualmente la capital del estado peruano homónimo, y la capital histórica de Perú desde 1993. Actualmente posee una población de 300.000 habitantes, convirtiéndola en una ciudad de dimensiones apreciables. En 1983 fue declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO. En esta ciudad se funden en un sincretismo arquitectónico y religioso quizás único en el mundo, la cultura incaica con la europea. La ciudad fue fundada con el objetivo de ser la capital de un Imperio; en la plaza de armas (la plaza principal, o Haucaypata) coincidían los límites de las 4 regiones en las que los Incas habían dividido su imperio. Luego de su llegada, los españoles comenzaron a desmantelar uno por uno cada uno de los edificios incaicos, a veces reutilizando las piedras o a veces aprovechando hasta los cimientos. De esta forma se puede encontrar un edificio que tiene una base claramente incaica (hasta una altura de 1 o 2 metros) que luego se transforma en una Iglesia Católica. La plaza de armas está rodeada de construcciones coloniales, inclusive no bastó con una Iglesia sino que hay dos: La Catedral y la Iglesia de la Compañía (Jesuítica). Ambas están construidas sobre lo que otrora fueran palacios de emperadores. Dentro de estas iglesias se encuentran colecciones increíbles de arte de la famosa escuela cusqueña. La ciudad posee muchas atracciones, desde el mercado municipal, hasta museos de arte y ciencia. Creo que fácilmente Cusco podría ser denominada las más europea de las ciudades americanas. Sus calles estrechas, muy frecuentemente sólo peatonales, adoquinadas y en continuo movimiento.

Para la visita de los museos existe un pase que cuesta cerca de 10U$ para estudiantes o 20U$ para no-estudiantes, que permite en el lapso de 1 mes visitar cerca de 20 atracciones. Hay otras excursiones que implican salir de la ciudad y que están incluidas en el mismo pase, que son: El Valle Sagrado (o valle del río Urubamba, que luego desembocará en el Amazonas) y las ruinas incaicas cercanas a Cusco. Para visitar el valle sagrado conviene contratar un paquete turístico con guía, ya que de otra forma no es posible apreciar del mismo modo todo lo que cusco tiene para ofrecer. La visita dura todo el día, desde la salida del sol hasta el anochecer, visitando generalmente las ciudades de Ollantaytambo, Pisaq y Urubamba; lo ideal es hacerlo los días en los que se realiza la feria de trueque en Pisaq. Es posible también en cada una de las ruinas pagar un ingreso, aunque terminará costando más que comprando todo junto. De las ruinas cercanas a la ciudad la más impresionante es Saqsaywaman. Este templo era tan impresionante que los conquistadores dijeron que no podría haber sido construido por los incas, atribuyéndoselo a demonios malignos (o seres extraterrestres.) En la visión de Cusco como un puma, con la Plaza de Armas en su pecho, Saqsaywaman representaría la cabeza. Actualmente se realizan muchos rituales en este terreno, especialmente para mantener vivas las tradiciones ancestrales. Desde estas ruinas desciende un acueducto subterráneo hasta la actual Catedral, descubierto hace menos de 10 años; la ingeniería Inca continua sorprendiendo inclusive siglos después de ser destruida. La presencia del turismo en Cusco es increíble. Millones de personas visitan la ciudad cada año, por lo que la oferta se encuentra sumamente diversificada. La temporada alta se da en los meses de Julio y Agosto (verano Europeo) y los precios del alojamiento o de las excursiones (no de las entradas) pueden hasta triplicarse respecto de Enero (verano Argentino y Brasilero.) El alojamiento varía desde Hoteles de 5 estrellas hasta pequeños hostales o casas de familia. Cusco es también el punto de partida para realizar el camino del Inca, del que hablaré más adelante.

share Button

Deixe uma resposta