Gastronomía de Málaga, realmente deliciosa

boquerones-en-vinagreGastronomía de Málaga, realmente deliciosa

¿Alguna vez has probado la cocina malagueña? Probablemente sí y no lo sabías. Lo cierto es que la cocina de Málaga es ligera, sana y mediterránea. Lo mejor que tiene son definitivamente sus pescados y fresquísimos mariscos, además de sus inigualables recetas vegetarianas.

¿Qué es lo que ha hecho más famoso al talento culinario malagueño? Sin duda, son sus sopas frías o “gazpachos” que hay en Andalucía. El Ajoblanco es una sopa fría hecha a base de aceita de oliva, ajo y almendras. Esta deliciosa crema blanca llega a su mayor sofisticación cuando se sirve junto con uvas blancas. ¡Es tan increíble que sus ingredientes se mezclan, siendo imposible reconocerlos por separado!

Vayamos ahora a los tan mencionados pescados y mariscos. Las recetas son muy naturales, de manera que permiten apreciar la frescura de sus ingredientes y saborear al máximo la pureza de los mismos. Prueba las deliciosas “Gambas a la Plancha”, preparadas en una parrilla abierto o sino las “Gambas Cocidas”, cuyo único ingrediente es la sal del mar. Las frituras de pescado, también son sabrosas. Normalmente es pescado enharinado y frito en abundante aceite de oliva, el cual se expone a fuego fuerte por un tiempo muy corto. Por supuesto, no podemos dejar de mencionar las “Almejas”; estos moluscos suelen ser guisados en una salsa de perejil, ajo y vino blanco. ¡Simplemente exquisitas!

Un aperitivo muy pedido en la mayoría de lugares, son los “Boquerones en Vinagre”, preparados con una receta ancestral utilizada para conservar los boquerones. Una vez que han sido limpiados y se han extraído las espinas, se ponen en una vinagreta aderezada con ajo y especias. Luego de unos días de maceración, el pescado adopta un sabor y frescura única, el color y la textura cambia, quitándole la apariencia de crudo y absorbe los fuertes sabores de la vinagreta. ¿Dónde probar las mejores preparaciones? En cualquier taberna cerca del mar, ya que los boquerones son pescados y preparados en ese mismo momento.

Dejemos de lado los productos marinos y vayamos a la cocina especializada en carnes. ¿Quieres degustar magníficas preparaciones de carne de caza, habas y “morcillas”? Una receta que es para chuparse los dedos es el “Rabo de Toro a la Andaluza”; el nombre puede no parecer tan atractivo, pero definitivamente el sabor es único e incomparable.

¿Quieres algo más dulce? Entonces tienes que probar las exquisitas preparaciones monacales, como por ejemplo los roscos y tortas de almendras, las magdalenas o el “bienmesabe”. ¿Qué tal probar las delicias de unos típicos “polvorones”, “mantecados” y “alfajores”? Estos dulces son consumidos por toda España justo por la época de Navidad. ¡Pruíbalos!

No olvidemos que Málaga es una de las provincias de Andalucía que cuenta con una gastronomía muy completa y variada por el simple hecho de encontrarse cerca al mar y a la montaña. Fuera de eso, el clima subtropical del lugar, hace posible el cultivo de frutas y hortalizas que han sido incorporadas a la cocina con la finalidad de hacerla más rica y ampliar la oferta.

¡La variedad no queda ahí! También podrás disfrutar de platos a base de fideos con bacalao, almejas y otros pescados. Las migas de la Sierra y el plato de los montes (con un alto valor calórico, así que cuidado con eso!) siempre son complementados con magro, chorizo, morcilla y un par de huevos fritos. ¿Suena bien no?

Ya es hora de decirte dónde puedes degustar la gran cocina malagueña. Restaurantes hay muchos, pero los más recomendados son: El 7 de julio, Adolfo Restaurante, La Taberna del Pintor, Antonio, Orellana o también cualquiera de los que se encuentren en el Paseo Marítimo Antonio Martín. Sin embargo si quieres comer un excelente plato de los Montes, entonces definitivamente tienes que ir a los Montes de Málaga, donde también podrás disfrutar de un magnífico día de campo.

¡Es increíble como pueden ir alternando productos del mar, del campo y de la sierra! Normalmente eso no se hace en otros lugares pero es al mismo tiempo lo que le da ese toque único a la comida malagueña. Almejas, coquinas, gambas cocidas, gambas a la plancha, conchas finas y distintos moluscos guisados en salsa de perejil, ajo y vino blanco, gustan incluso al paladar más exigente.

¿Qué aportes da la serranía de Ronda? De ella se obtienen sabrosos embutidos y la carne de caza, ingredientes básicos para muchas recetas locales. Algo que no debes dejar de probar son las “habas a la rondeña” o también los “espárragos amargueros”. El “gazpachuelo” es algo muy típico de la ciudad; se hace a base de pescado y marisco, con un caldo mezclado con una salsa de mayonesa y la porra antequerana. Otros platos recomendados son: cazuela de fideos, arroz a la marinera, fritura de pescado, boquerones en vinagre, espeto de sardina, ensalada de bacalao, gambas al pil pil, revuelto de espárragos, sopa malagueña y mucho más.

Como ya lo hemos mencionado, los dulces en Málaga son algo espectacular. Destacan los roscos, tortas de almendras, bienmesabe, mantecados, alfajores y los polvorones de Estepa. Si lo que estás buscando es algo más sano, entonces endulza el paladar con las deliciosas uvas moscateles de la provincia o también con algunas frutas subtropicales. No podemos dejar de mencionar que en la provincia de Málaga se pueden encontrar dos Denominaciones de Origen de su nombre: Málaga y Sierras de Málaga. ¿Por qué decimos esto? Pues simplemente porque ahí se producen Vinos dulces, mediterráneos y de excelente calidad.

Ir a Málaga y no probar sus vinos y licores, es haber vivido la experiencia a medias. Málaga cuenta con una amplia producción de bebidas alcohólicas perfectas para acompañar las comidas o para pasar un buen momento en compañía de amigos o familia. Los licores más conocidos y consumidos son: vinos dulces, vino blanco dulce, ron de Málaga, vino moscatel de Málaga, vino dulce de Málaga, vino seco de Málaga y brandy de Málaga. ¡Pruíbalos o incluso lleva el que más te gusta a casa para tener un buen recuerdo de la gran Málaga! No tienes excusa para no planear un nuevo viaje, tan sólo tienes que reservar un hotel en Málaga.

Como habrás visto Málaga no solo ofrece arte, cultura, museos y monumentos sino también todo un mundo de sensaciones y sabores en la cocina típica. ¿Te animas a realizar un tour gastronómico? Por nuestra parte te decimos: Altamente recomendado!

share Button

Deixe uma resposta