Málaga y su riqueza histórica y cultural

malagaMálaga y su riqueza histórica y cultural

Málaga es famosa no sólo por haber sido cuna del genial artista Pablo Picasso, sino también por contar con un entorno natural sumamente privilegiado (dominado por sus playas) y un patrimonio histórico cultural muy rico. Se trata del centro geográfico de la Costa del Sol, zona turística que va desde Nerja hasta Manilva, y que posee 160 kilómetros de playa. ¿Quieres dormir en Málaga?

Posee un clima predilecto, el invierno es muy templado y los veranos calurosos, pero moderados por su cercanía al mar; por lo que visitarla durante todo el año es factible. Capital de la provincia homónima, se encuentra en la comunidad autónoma de Andalucía al sur de España, y está rodeada de sistemas montañosos (Montes de Málaga). Asimismo, pasan por la ciudad dos ríos, el Guadalmedina y el Guadalhorce, los cuales desembocan en el Mediterráneo.

Por su enorme patrimonio cultural se ha propuesto como candidata a ser la “Capital Europea de la Cultura” en 2016. Para ello esta localidad se ha abocado a desarrollar varios proyectos, obviamente culturales, y también a crear nuevas infraestructuras.

Dentro de su patrimonio se encuentran muchos museos, de los cuales mencionamos: los dos en honor al pintor y escultor malagueño Picasso: la Casa Natal de Picasso -en la Plaza de la Merced- y el Museo Picasso de Málaga (abrió en el año 2004, y se ha convertido en una de las principales atracciones de Málaga).

Otro espacios culturales son: el Centro de Arte Contemporáneo, CAC Málaga, el Museo Art Natura, éste será el mayor centro de arte y naturaleza del Mediterráneo y dentro de sus colecciones tendrá la mayor de piedras preciosas del mundo.

El Museo Arqueológico Provincial de Málaga, situado en el centro histórico de la ciudad, expone diversas colecciones; el Museo de Bellas Artes de Málaga, el Museo de Artes y Costumbres Populares de Málaga (fundado en 1976 por la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo de la ciudad), el Museo Catedralicio de Málaga -propiedad del obispado-, el Museo Nacional de Aeropuertos y Transporte Aéreo (situado en el Aeropuerto de Málaga).

El Museo de Arte Sacro de la Abadía Cisterciense de Santa Ana, Centro de Ciencia Principia, el Museo Municipal de Málaga, Museo Interactivo de la Música de Málaga MIMMA, Museo Casas de Muñecas (colección privada de casas de muñecas de diferentes épocas), Museo Taurino Antonio Ordoñez (creado en 1999) y el Museo Flamenco de la Peña Juan Breva, entre otros.

Pero además, Málaga cuenta con otros lugares de interés, los cuales conforman un variado patrimonio histórico, entre ellos el Teatro Romano, el cual fue construido en el siglo I d. C. Se encuentra al pie del cerro de la Alcazaba (palacio-fortaleza musulmán de la época nazarí), en la Calle Alcazabilla, y se descubrió recién en 1951, después de haber estado enterrado durante siglos.

Seguimos por el Castillo de Gibralfaro de base fenicia, que fue establecido por el rey Yusuf I en la época árabe. Está situado en la cima del monte homónimo, en el centro de la ciudad y desde él se puede contemplar una maravillosa vista de la bahía malagueña. Otro sitio digno de conocer es la Catedral de la Encarnación, la cual se construyó después de la conquista cristiana, pero quedó sin terminar lo que la hace aún más especial. Junto a ella se encuentra el Palacio Episcopal, poseedora de una bellísima fachada barroca.

La Alameda Principal (cercada por ficus bicentenarios), configurada durante el siglo XVIII, fue el primer gran paseo de la burguesía establecida en la ciudad. En ella hay varios puntos de interés como la famosa taberna Antigua Casa del Guardia (tiene más de un siglo de historia), en la cual se sirven los típicos vinos malagueños, o el edificio Edipsa.

La vía principal de Málaga es la calle Marqués de Larios, la cual es resultado de la planificación urbanística realizada en el siglo XIX. Abierta en 1891, se estableció con el objetivo de comunicar la Plaza Mayor (hoy plaza de la Constitución) con el Puerto de Málaga. Se la conoce como el “salón de Málaga”, ya que en ella se llevan a cabo los principales acontecimientos urbanos y públicos.

A esta calle se la compara con la calle Bond de Londres o la llamada Sierpes de Sevilla, y puede ser tenida en cuenta como el punto de partida para conocer y descubrir las maravillas de esta metrópoli, por estar cerca del centro histórico de Málaga y de la catedral (de estilo renacentista y fachada barroca).

Un gran espacio natural es el Parque (se inició en 1876), un jardín botánico subtropical formado en terrenos marítimos. En él, que tiene una extensión de un kilómetro, hay pequeñas estancias, paseos y estatuas; además, de varios ejemplares vegetales -procedentes del todo el mundo-, es en definitiva una de las reliquias botánicas de Europa.

Aparte de todo este bagaje cultural, la ciudad de Málaga posee una variada gastronomía. Los lugareños gustan de ir a comer a fuera, donde degustan sus platos típicos (se destaca el “pescaito frito”, una selección de varios trozos de pescado frito, como sardinas, salmonetes, etc.-). Además, las tapas son una costumbre andaluza, por lo que es una las opciones más consideradas a la hora del almuerzo o la cena.

share Button

Deixe uma resposta