Tu hijo no se quiere lavar el pelo: trucos para conseguirlo

Sem-it-quer-lavar-the-cabeloTu hijo no se quiere lavar el pelo: trucos para conseguirlo

¿Que podemos hacer si no quiere lavarse el pelo? Hacerlo se puede convertir en toda una odisea, y estropea el momento del baño, que debería ser tan relajante para ellos y una oportunidad de disfrutar de su juego para nosotros.

Pero es que hay niños que, en algún momento de su infancia, se niegan a lavárselo. Lloran, se resisten, y hacerlo contra su voluntad no es la solución. No sabemos a ciencia cierta porqué pasa, pero desde luego si les ha entrado agua o jabón en los ojitos en alguna ocasión es algo comprensible.

He aqui algunos truquitos de madres que han pasado por eso y que han podido encontrar estrategias que han cambiado la situación. Sobre todo, el mejor truco, que no es un truco, sino la mas sencilla de las lógicas: ponernos en su piel, imaginar que eres pequeñito y que eso te asusta y te agobia.

Cuando sientes lo que ellos sienten todos los nervios desaparecen y nos sentimos capaces de empatizar; entonces, simplemente, tratarlos como desearíamos que nos tratasen.

  • Usar una taza para aclararles en pelo en vez del teléfono de la ducha. No salpica ni hace ruido.
  • Conseguir una visera de baño. Son como las del tenis pero de goma, así no les puede entrar agua en los ojitos.
  • Decirle que lo vas a hacer, que vas a tener mucho cuidado, ponerle la mano en la frente sin perder nunca los nervios. Y explicarle que luego podrá seguir jugando un buen rato mas y que no lo repetirás.
  • Si es pequeñito y no tiene mucho pelo, bañarlos sin lavarles el pelo, y hacerlo con una esponjita con mucho mimo en otro momento, mientras esté distraído comiendo, o viendo un cuento.
  • Hacerlo mientras están sentados, jugando a la peluquería. Y siempre parando cuando les moleste.
  • Dándole una manopla con un animalito para que se tapen ellos mismos los ojos.
  • Compartiendo el baño para que se sientan mas acompañados. Y en ese momento, si das el pecho, decirle que mame mientras, que eso los tranquiliza mucho.
  • Espaciar los lavados, aunque en verano, y si vais a la playa, termina siendo difícil.
  • Jugar en la playa, la pisci y la bañera a que ellos os laven el pelo. Les encantará.
share Button

Deixe uma resposta