Remedios caseros para las contracturas

pilates_01-300x225

Remedios caseros para las contracturas

Las contracturas son dolorosas, muy dolorosas y más cuando no las tratamos a tiempo. Son de esos dolores que llegan a hacer que no podamos cumplir con nuestra rutina diaria de trabajo, estudio, etc. Hoy veremos unos remedios caseros para poder evitarlas o aliviarlas.

El mejor remedio casero para las contracturas son los baños con sales de Epsom. Estos baños son excelentes para aliviar el dolor o contracturas musculares ya que la sales contienen magnesio, un mineral que relaja los músculos cuando es absorbido a través de la piel.

Otro remedio, aunque te suene raro, es el ejercicio. Hacer actividades físicas es la mejor prevención para los dolores de contractura. Intenta hacer por lo menos una vez al día bicicleta o cinta. También, tres veces por semana, tienes que hacer una caminata de no menos de una hora sin parar y sin pausas.

El stress va directamente relacionado con las contracturas. Alivia tu nervios y verás como el dolor empezará a disminuir. Si estos remedios no te ayudan, no dudes en visitar a tu medico de cabecera.

Share Button

Deja un comentario