Turismo de bisturí de Bangkok a Phuket

hospital-bumrungradTurismo de bisturí de Bangkok a Phuket
Los altos estudios obtenidos por algunos profesionales de la medicina de Bangkok en ciudades como Londres, Nueva York, Tokio, etc. y el alto grado de inversiones en Tailandia han hecho de este país un lugar en donde la medicina estética ha alcanzado niveles notables y una demanda que sobre pasa enormemente a la de los sitios antes mencionados.
Muchos turistas que llegan en plan de disfrute de sus playas o de conocer su gente se encuentran con unas ofertas impresionantes para “quitarse”, “ponerse” o “cambiarse” distintas partes del cuerpo.
Las ciudades con tecnología más avanzada y coincidentemente mejor acondicionadas para el turismo son Bangkok y Phuket. ¿Te ayudamos a buscar hotel en Phuket? En Bangkok, el Hospital Bumrungrad, tiene más la apariencia de un complejo turístico que de centro de salud. El lujo se visualiza en su variedad de tiendas, sus servicios de comida rápida y en las salas donde el visitante puede distraerse mientras tanto.
El Bumrungrad pretende dar la imagen de hospital de nueva generación antes que la de un hospital, incluso con la cuidada apariencia física de sus médicos y enfermeras. Una diferencia ostensible con los centros de cirugía de occidente es el precio: Por ejemplo, una cirugía gástrica de By Pass cuesta en Estados unidos y Europa el triple de lo que sería en Tailandia; en tanto que procedimientos como los dentales o una operación de busto, mientras que en Bangkok sólo costaría 2,300 euros incluida una noche de estancia en esta suerte de hospital hotel, donde además de los precios el trato que reciben los pacientes les hace sentirse más como clientes de estos establecimientos médicos son rápidos, eficaces y de probada seriedad. El tiempo del paciente-visitante tiene aquí mucha importancia y las listas de espera son prácticamente inexistentes.
Si en caso el paciente tiene dificultades para comunicarse el personal se expresa en inglés o en el idioma del paciente, con 60 opciones idiomáticas. El Hospital de Bumrungrad ofrece una amplia gama de especialidades en cirugía para verse mejor o corregir algunas anomalías orgánicas. Por ejemplo, correcciones dentales (implantes, blanqueamiento láser y barniz) transplantes de cabello, implementación de marcapasos, cirugía cardiovascular, rinoplastia (cirugía de nariz), liposucción, aumento de senos. El hospital Bumrungrad recibe alrededor de 60,000 pacientes de estos tipos al año. Una inmensa mayoría de de ellos procedente de los Estados unidos -destacan entre éstos los que vienen por liposucción o por problemas gástricos- también llegan una importante cantidad de pacientes, británicos, franceses y alemanes y en menor número se japoneses y franceses.
En la misma Bangkok se ubica el Bangkok International Hospital, especializado más en la cirugía cosmética es en donde acuden en mayor proporción aún extranjeros, sobre todo norteamericanos. Los tratamientos más populares son los faciales y aumentos de pecho, en las mujeres, y los de aumento facial y liposucción en los hombres. Estos tratamientos también han sido una revolución dentro de la propia Tailandia. Mujeres asiáticas en contacto con real o virtual con otras partes del mundo y en su afán de encajar en las medidas internacionalmente estandarizadas por la moda, desean cambiar sus facciones y modificar algunas formas corporales; caderas, pechos, pómulos. Ofreciendo servicio adicional para ayudar a mujeres a alcanzar su aspecto físico deseado – Este lo realizan un grupo pequeño, selecto de cirujanos plásticos y cosméticos con experiencia extensa en la formación, sculpting, y la colocación de los implantes sólidos del silicón para crear resultados hermosos y naturales.
Pero no sólo Bangkok obtiene ese sitial de ciudad ideal para turismo de cirugía. Phuket tiene un moderno hospital que conecta muy bien el turismo con los requerimientos estéticos de sus visitantes. Existen dos hospitales: El Bangkok Hospital y el Phuket International Hospital, ambos también orientados a la cirugía cosmética “aumento y disminución de busto, labios, glúteos, incluso una cirugía para el cambio de sexo. Esta última modalidad debido a su bajo costo ha hecho que no pocos transexuales vean en la isla una posibilidad más económica de culminar su operación.
La habilidad de los cirujanos en Bangkok, Phuket y otras ciudades tailandesas ha servido para dar pie a la organización de eventos de belleza e los que se premian también a los cirujanos así también en los que participan únicamente transexuales, siendo este último uno de los eventos de mayor atracción en el país. Si bien los precios en Tailandia son relativamente bajos comparados con los de Europa y Norteamérica hay que tener la certeza de a qué tipo de cirugía se desea hacer. No todas las en enfermedades pueden tratarse en un solo lugar. El turismo de cirugías o médico es una variante que día a día se viene incrementando en el sureste asiático a causa de lo gravoso que resultan los seguros médicos o lo largos que son los tratamientos en la mayoría de países desarrollados de occidente.
En los países de economía emergente del sureste asiático y con mayor intensidad en Tailandia el fenómeno del turismo médico es todo un acontecimiento. Sobre todo para incrementar las utilidades estatales. Dentro de los habitantes tailandeses el boom de la cirugía estética ha hecho que ellos mediante las cirugías estéticas logren acomodarse mejor dentro de lo que es la escala de valores occidental.
En cuanto a los extranjeros, muchas son las personas deciden su destino sobre la marcha porque saben que además de encontrar lugares interesantes para conocer su gastronomía, naturaleza, arquitectura, comercio, y sociedad, hallarán la oportunidad perfecta para cambiar algo de su aspecto físico. No sería raro, pues, que un tour incluya una visita al paisaje abrumador de la ciudad de Bangkok, seguido de unos masajes tradicionales tailandeses y para terminar un pase por el quirófano de uno de los hospitales o clínicas de Bangkok o Phuket, recuperarse disfrutando del lujoso ambiente del hospital singular, continuar el viaje, para finalmente, regresar a casa literalmente renovado.
Share Button

Deja un comentario